-

Google+ Seguidores

martes, 4 de mayo de 2010

Exitoso encuentro con la Provincia de Soto para la construcción de la política pública de la Mujer

Mujer y equidad de género

La mesa temática de la Provincia de Soto para la construcción colectiva de la Política Pública de Mujer y Género del Departamento de Santander –PPMYGDS– que se realizó durante el mes de abril en el Centro Cultural del Oriente contó con una masiva participación de hombres y mujeres comprometidos con esta causa.

Los municipios que se hicieron partícipes fueron Bucaramanga, Lebrija, Piedecuesta, Los Santos, Floridablanca, Rionegro, Girón y el Playón y algunas de las organizaciones sociales que asistieron fueron la Fundación Mujer y Futuro, la Corporación Compromiso, Amacosander, Amucale, la Fundación Fomentar, el colectivo de nuevas masculinidades, Funprocep, Corambiente, Asociación de Mujeres Campesinas de Piedecuesta, Corpodes, Fundación Apóyame, Juntas de Acción Comunal, Fundación Rompiendo Cadenas, entre otros, además contó con la participación de funcionarias de la alcaldía de Lebrija, el despacho de la primera dama de Bucaramanga, la alcaldía de Floridablanca y el subsecretario de Planeación de Rionegro.

En esta ocasión, la secretaria de Planeación de Santander, Consuelo Ordóñez de Rincón, acompañó la actividad y reiteró el compromiso del gobierno departamental y su respaldo para “reafirmar el valor de nuestra condición de mujeres al hacernos visibles y respetadas y elevar nuestra condición a un nivel absolutamente equitativo”.

Las recomendaciones presentadas por quienes trabajaron el tema de salud sexual y reproductiva apuntaron hacia la prevención del embarazo adolescente mediante campañas que empoderen a la mujer para que comprenda que es mujer antes de ser madre y la implementación de acciones que determinen responsabilidad debida a los empleados y empleadores de los megaproyectos en su incidencia negativa en la vida social de las comunidades donde trabajan. Asimismo, la representante de la Corporación Compromiso afirmó que “necesitamos educación sexual de la cabeza a los pies, pues la que se ofrece hoy está enfocada de la cintura para abajo”.

En lo concerniente al componente de violencias, las mujeres de organizaciones sociales propusieron propender por sanciones a los victimarios, tales como la suspensión laboral, e investigaciones disciplinarias a los funcionarios de la ruta de atención en violencias que incumplan o cumplan sus deberes sin la observancia de los derechos humanos, en especial la dignidad humana. De igual manera, formularon una nueva acción que reza “sensibilizar a la comunidad educativa sobre el reconocimiento, valoración y no violencias contra la mujer”. Las funcionarias que abordaron este tema sugirieron verificar la asignación de recursos para divulgar la normatividad favorable a la mujer, socializar la ruta de atención, capacitar a los funcionarios públicos y dotar adecuadamente a las comisarías de familia, pues vislumbraron la necesidad de plantear acciones propositivas para construir relaciones armónicas entre los géneros.

El elemento de trabajo y remuneración digna fue abordado desde el propósito de priorizar la autonomía económica de la mujer para disminuir las condiciones de vulnerabilidad en que se encuentra, como por ejemplo la de implementar estrategias de protección al trabajo femenino a través de centrales obreras y la OIT. Y financiar y brindar acompañamiento a las mujeres emprendedoras para que sus proyectos productivos se conviertan en empresas sostenibles, además de capacitar a las asociaciones de mujeres en la elaboración de proyectos para que su conocimiento redunde en las mujeres con visión de empresarias.

Las voces que se alzaron alrededor del componente de comunicación, cultura y deporte se idearon una forma de hacer las campañas de divulgación de los derechos de las mujeres y la ruta de atención valiéndose de los recibos de servicios públicos domiciliarios, además de sugerir la oficialización de olimpiadas femeninas y la garantía de un espacio permanente en cada medio de comunicación para tratar asuntos de equidad de género.

Por último, en el tema de hábitat y seguridad alimentaria hubo unanimidad en los grupos de trabajo en cuanto a manifestarse en contra de la privatización del agua y recomendar apoyar los acueductos veredales para garantizar el agua a la población campesina, además de expresar la necesidad de una verdadera y justa reforma agraria para garantizar la soberanía alimentaria.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...